Publicaciones

Patrice Pavis: “Por un erotismo del teatro”

Hoy es el Día Mundial del Teatro, un día especial, y como tal, el equipo de Teatro Club no quiere ser ajeno a compartir algunas palabras, algunas reflexiones. Es por eso que nos pusimos en contacto con una persona a la que respetamos y queremos mucho: Patrice Pavis, renombrado teórico, estudioso e investigador teatral francés, autor de importantísimos textos teatrales como “El Diccionario del Teatro” o “El Análisis de los Espectáculos”.

Él, a pesar de su muy ocupada agenda, tuvo la gentileza de compartir un escrito suyo con nosotros, a propósito de este día conmemorativo, llamado “Por un erotismo del teatro”.

Es cierto, no es ningún mensaje “oficial”, ni una reflexión premeditada desde hace muchísimo tiempo. Es “solamente” un conjunto de palabras sinceras, poéticas, espontáneas, de un hombre que le ha dedicado toda su vida al teatro… solo eso, ¿qué más se puede pedir?

.

“Por un erotismo del teatro”, por Patrice Pavis.

¿Por qué amamos el teatro?

Porque, gracias a él, estamos en nuestra casa en todo el mundo. Porque Eros está siempre en casa, en la casa de él, en la casa de ella.

Cada día, en el mundo entero, equipos de aficionados y de profesionales se esfuerzan a suscitar el deseo; fabrican un universo de palabras, de imágenes, de significados que nos ayudan a encontrarnos a nosotros mismos. Nos ofrecen un mundo imaginario, encarnado sin embargo delante de nosotros, para soñar en nuestras vidas puestas en espera por un momento, mientras pensamos en otra cosa.

Pero eso no es todo: el teatro es una reserva inagotable de erotismo. No el erotismo adulterado y comercializado del teatro de variété erótica como el Crazy Horse o del Moulin Rouge, sino este erotismo de los cuerpos en un escenario de teatro. Pues el teatro –como escribe Roland Barthes– es «el lugar propio de la venustez, es decir del Eros mirado, alumbrado por Psique y su lámpara. (…) La función del teatro no es accesoria, puesto que él solo, entre todas las artes figurativas (cine, pintura), da cuerpos, y no una representación de estos. » (« Eros y el teatro », Roland Barthes por Roland Barthes, Obras completas, t.III, Seuil, 1995, p.157-158).

El erotismo: un signo tenue, apenas visible, pero invasor, que desencadena una excitación sin límites, sean estas sexuales, físicas, emocionales, afectivas. Mientras más discreta es la sugestión, pero bien llevada, más violento e imborrable será el efecto producido. Todo teatro es potencialmente e infinitamente erótico, si los cuerpos y sus situaciones son librados a nuestra vista, liberados de todo pudor excesivo, presentados con delicadeza, encanto y belleza.

El teatro es doblemente erótico: a través de la presentación y el efecto directo de los cuerpos sobre nosotros; a través de las historias ambiguas que el teatro sabe contarnos. Así, en el teatro, el deseo erótico es tanto directo: por un cuerpo, un gesto furtivo, una mirada, como indirecto: miro una escena “osada”, evalúo el espacio entre las personas, me identifico con ellas, me pongo en su lugar, pero quedándome en mi lugar.

Toda puesta en escena que va más allá de la ilustración y de la explicación muestra sin mostrar, dice sin decir. Esta negación cosquillea al espectador, lo invita a sentir y a reconocer lo que no está explicito… Los cuerpos están tan mostrados como escondidos. La conducta del relato permite y además anima las  inconductas de las miradas.

La puesta en escena: una caricia prodigiosa a distancia, dada por todos los artistas de la escena para la intención del espectador. Esta caricia demuestra silenciosamente que todos estos artistas nos aprecian, que no nos dejarán caer, mientras se mantenga la tensión del deseo.

.

Gracias querido Patrice.

¡Feliz Día Mundial del Teatro a todos y todas!

Feliz cumpleaños Teatro Club.

.

Traducción: Valeria Churango y Carla Coronado.
Imagen de portada: http://szinhaz.net/wp-content/uploads/2008/09/13_pavis.jpg.

Imagen portada principal web Teatro Club: httpstheatreconference.wordpress.com

Publicidad

Anuncie aquí
Autor: Mario Zanatta

Coordinador Redacción, Teatro Club. Egresado de la carrera de actuación en la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático. Dramaturgia en talleres con Bosco Cayo, María Dodera y Daniel Dillon.