Publicaciones

Martes 1 de Agosto.

La Muestra Regional de Teatro Peruano, es un esperado evento que se realiza cada dos años, donde diversos grupos de teatro independiente se reúnen para confrontar y compartir sus trabajos escénicos. Este encuentro se da desde 1974 y  desde ahí se ha establecido en una oportunidad para que el público de esta región acceda de manera gratuita al trabajo de estos grupos; fundado por la querida y recordada Sara Joffré, dramaturga y crítica teatral, con el objetivo de crear un espacio artístico que lleve teatro a varias partes del país.

Noticlub 1227 - Muestra Regional (1)

El maestro Ernesto Ráez Mendiola.

La XV Muestra Regional de Teatro Peruano, se llevó a cabo la primera semana de agosto del presente año, gracias a la organización del grupo Molinos de Viento Teatro y la Agrupación Teatral Carpe Diem, quienes llevaron consigo el gran compromiso de mantener vivo esté importante evento. Con mucho esfuerzo y dedicación nos brindaron una agenda teatral muy rica y diversa, que contó con dieciséis puestas en escena entre participantes, invitados y organizadores; además de dos talleres a cargo de los maestros Ernesto Ráez y Guadalupe Vivanco. Cabe acotar, también, que la propuesta de la presente edición se llevó a cabo de manera descentralizada, contando con cuatro sedes: la Asociación de Artistas de Aficionados (para los talleres), el Centro Cultural España, en el Salón de Teatro de la Universidad de Ciencias y Humanidades, y en el Auditorio Dai Hall del Centro Cultural Peruano Japonés.

El primero de agosto arrancó la Muestra Regional, en la Asociación de Artistas Aficionados. Una pizarra blanca y un plumón fueron nuestros cómplices durante el desarrollo del “Taller de Poética Escénica”, dictado por el maestro Ernesto Ráez que desarrolló la premisa: “¿Cómo crear en el escenario?”

Noticlub 1227 - Muestra Regional (2)

Los participantes del “Taller de Poética Escénica”.

Nueve participantes reunidos en el escenario, para tener una mayor cercanía con el maestro y se pueda generar un espacio más íntimo, generaron un espacio donde las ideas y el conocimiento iniciaron a compartirse. Se comenzó aprendiendo sobre  “el comportamiento”; conceptualizándolo como la manera de conducirse del ser humano en sociedad, el cual es un punto importante dentro de la actuación. En palabras de Ernesto Ráez “el teatro es el arte del comportamiento”.

Para el maestro Ráez, además, es un error realizar la construcción del personaje en base a lo que éste piensa o siente; en su lugar, se deberían utilizar elementos más visibles como el modo de caminar, de hablar, de vestir, y sobre todo, de respirar, para finalmente llegar a la  pregunta: “¿Cómo se ve el comportamiento?” Para ello, existen dos tipos de indicadores, los actanciales y los ambientales.

Noticlub 1227 - Muestra Regional (3)

“Al pie de la letra”, una de las tradiciones dramatizadas en la obra “Entre obras y cañones”.

Los actanciales, corresponden al actor como sujeto. Ahí encontramos el hacer visible al Yo Subjetivo a través de gestos, actitudes, ademanes y el decir, que deben hacer uno la parte corporal y oral. Mientras que los indicadores ambientales están conformados por el Yo Social, en donde encontramos las relaciones humanas intersubjetivas y de roles, y el Yo Material, la extensión del personaje en los objetos.

Los signos actanciales son: la gesticulación (que define el carácter), la oralidad, el movimiento, los útiles y accesorios personales y ambientales, los arreglos personales, el vestuario y el peinado. Los lenguajes que encontramos son: el kinésico (conformado por la gesticulación), el lingüístico, el paralingüístico, la proxémica o desplazamientos, y el icónico. Finalmente, los signos espaciales están conformados por: el ambiente (donde el lenguaje es la ubicación escenográfica), la decoración, los arreglos, los mobiliarios, los adornos y los útiles de ambiente; y la atmósfera (que comprende la iluminación, la música y los efectos sonoros).

Otros conceptos trabajados por el maestro durante el taller fueron: la situación dramática, que se diferencia de la situación cotidiana en que es conflictiva y transgrede la relación social; el conflicto, que es lo que mueve la obra y que puede ser: semántico, ideológico, caracterial y estructural; el tiempo real, que es el tiempo que pasa dentro de la obra teatral; y el tiempo histórico, el contexto en el que se desarrolla la obra.

Noticlub 1227 - Muestra Regional (4)

“Entre ollas y cañones” de la Asociación Centro Cultural Teatro de Cámara.

Ya finalizando el taller, y para complementar nuestro aprendizaje, se llegó a la práctica. Los talleristas, con mucha emoción y concentración, formaron tres grupos que trabajaron a partir de tres textos cortos, entregados con anticipación; identificando el comportamiento y los indicadores actanciales y espaciales que se consideraron convenientes para la construcción de la obra. Durante el trabajo grupal, los participantes y el maestro, intercambiaron preguntas, opiniones, propuestas y conclusiones, esperando dar lo mejor de cada uno y logrando un trabajo óptimo. De esta experiencia queda, entre otras cosas, la importancia de la compresión del comportamiento del personaje para nuestros futuros trabajos. Concluimos el taller con cálidos aplausos hacia nuestro querido maestro, fotos grupales, firma de autógrafos y el regalo de su sonrisa y la alegría que tanto lo caracterizan.

Luego de unas horas de descanso, continuamos con las actividades del día en el Centro Cultural España, que nos recibió en su cálido local. Uno a uno fueron llegando un aproximado de cien personas; entre niños y adultos fueron recogiendo sus tickets y eligiendo su ubicación. Llegada la hora, de manera ordenada, fuimos conducidos por el equipo organizador al auditorio. Una vez ubicados se dio inicio a la primera función de la Muestra. La Asociación Centro Cultural Teatro de Cámara nos dio la bienvenida con su obra ¨Entre ollas y Cañones”, escrita y dirigida por Rafael Sánchez Mena.

Noticlub 1227 - Muestra Regional (5)

La Agrupación Teatral Carpe Diem se encargó de cerrar el primer día de la Muestra.

La obra es un homenaje a Ricardo Palma, ilustre personaje de nuestras letras, quien es personificado y traído al escenario para narrar, acompañado de la dramatización, cinco de sus tradiciones peruanas: “Historia de un cañoncito”, donde Ramón Castilla nos deja de moraleja que un regalo siempre trae un entripado, tiene puntería fija y siempre hará ¡boom!; “Al pie de la letra”, una historia llena de ternura que llevó de las risas a un sentimiento de conmoción al ver a Paiva dando su vida por su patria; “Carta canta”, que nos muestra la creencia antigua de que las cartas podían observarnos y contar todo lo que habíamos hecho sin que nada se les escapa; y finalmente dos tradiciones en una, “Con días y ollas venceremos” y “Padre Pata”, que mostraron la astucia de nuestro libertador para lograr proclamar la tan ansiada Independencia del Perú. Cada tradición estuvo condimentada con las risas, carcajadas y gestos de emoción tanto de niños como de adultos.

Terminada la función, el mayor crítico fue el público, quien llenó de aplausos a sus actores, y tras el agradecimiento del grupo teatral, estos nos compartieron un momento muy íntimo: la celebración del onomástico de uno de los actores.

Noticlub 1227 - Muestra Regional (6)

“La lección” de Eugene Ionesco.

Luego de una pausa y la misma dinámica de sacar tickets y elegir ubicaciones, recibimos a la Agrupación Teatral Carpe Diem, grupo organizador del evento, que presentó la obra “La lección”, del dramaturgo francés Eugenio Ionesco, dirigida y protagonizada por Sofía Palomino.

La obra empieza con la llegada de una joven, simpática y sobresaliente estudiante que va a tomar la lección con un reconocido maestro, quien quedará asombrado ante algunas respuestas y decepcionado por otras, por lo que intentará explicarle, con ejemplos muy didácticos, temas que para la estudiante se vuelven complicados. Esto lleva a una incomprensión entre ellos que irá subiendo, dejando ver una fuerte relación de dominio del maestro sobre su estudiante, llevando esta situación a un final fatídico y a un mayordomo que tratará de evitarlo con simples advertencias, “la filología lleva a lo peor”, pero… ¿Qué es lo peor? Finalmente, descubrimos que este mismo mayordomo ayudará a su amo a salir de su “problema”, pero no por primera, ni segunda, si no por cuadragésima. Este tipo de violencia, trabajada de manera absurda, captó la atención del público por el grado de suspenso de la situación y su lamentable y desafortunada relación, con acontecimientos similares en nuestro contexto social. Es sorprendente ver como una obra escrita hace casi un siglo siga teniendo tantas repercusiones y pueda generar aún este tipo de reflexiones.

Y así, entre aplausos y comentarios dispersos, culminó la apertura de esta decimoquinta edición de la Muestra Regional de Teatro Peruano Lima, Ica y Callao. La invitación para las actividades del día siguiente se reiteró, aún había mucho buen teatro por ver.

.

Fotografías: César Raúl Pasco Montoya.

Autor: Clara Figueroa

Estudiante de la carrera de Educación Artística: Mención Arte Dramático en la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático. Bachiller en Antropología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, especializándose en Medicina Tradicional.