Publicaciones

  • Así que pasen cinco años

    Acabamos de cerrar Casa EspacioLibre luego de cinco años de gestión ininterrumpida. Tiempo que coincide con los dieciochos años de EspacioLibre. Tiempo que nos confirma que ser permeable a los cambios es fundamental en la construcción convivial de un grupo de teatro. Nadie puede negar que Lima, y especialmente Barranco, disfrutó de un espacio para el teatro donde antes solo hubo una cochera y un antiguo estudio de grabación. Ojalá sus nuevos inquilinos sepan darle la vida que merece. Felizmente para nosotros la memoria no mira atrás con estupor, ni hace con el rastro un museo de buenos momentos abierto al público que nos paga una entrada. Solo se trata de abrir las ventanas al aire fresco del futuro. Un largo abrazo a quienes nos acompañaron. Que no son pocos. ¿Qué haremos ahora? ¡Simplemente seguir!