Publicaciones

Editorial N°21: En nombre del arte

Esta semana, una valiente mujer denuncia a un conocido director escénico, de aprovechar su posición de poder y bajo el nombre del arte someterla física y psicológicamente. Este hecho duele particularmente porque resulta que la valiente mujer no fue la única y que varias personas del medio teatral conocían esta forma de trabajo.

Lo que ha pasado es de por sí terrible. No puede ser considerado como “una mujer más”; no podemos salir alegremente a decir “es mi forma de trabajo”, o “no llegaba a lo que la obra necesitaba” ¡Carajo! Un ser humano ha sido violentado en el espacio en el que los propios teatristas encontramos refugio. Le rebanaste las alas con los dientes. Tienes la boca llena de sangre y quieres hacernos creer que no te das cuenta. La ilusión que da crear desde el escenario ya no está. Te la llevaste mientras tus manos hurgaban esos cuerpos paralizados. Todas aprendices ilusionadas ávidas del maestro; todas convocadas de la misma manera; una tras otra desagarraste ilusiones en nombre del arte; pero esta semana, una tras otra, y esperemos que todas, vayan saliendo a gritar ese “proceso” que quisiste mantener secreto.

Estos hechos vienen despertando muchas voces. La nuestra, la de medio de difusión teatral, no puede estar ajena y lo mínimo que podemos hacer es abrazar a las víctimas (artistas o no artistas) y remarcar que en ninguna circunstancia la víctima tiene culpa. Lo otro que nos toca hacer es repudiar a las personas que utilizan el arte para beneficio personal: aprovechando su posición de poder, violentando a otro ser humano (o cualquier tipo de ser vivo), lucrar estafando a compañeros artistas o al mismo público. El teatro peruano es tan poco protegido por el estado que lo último que necesitamos es quedarnos con la basura dentro en nombre del arte.

Autor imagen de portada: Pawel Kuczynski.

Publicidad

Anuncie aquí
Autor: Editorial

Director Editorial: Daniel Zarate
Consejo Editorial: Nikolas Mani | Sergio Vasquez | Ronald Lobo