Publicaciones

Ernesto Ráez y el arte del hombre

Hace algunas semanas, Ernesto Ráez Mendiola presentó su libro más reciente y quizá el que reúne lo más importante de su pensamiento sobre lo que él mismo denomina el arte del Hombre, es decir, el teatro. Con el sello editorial de la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático Guillermo Ugarte Chamorro, el destacado y apreciado profesor de teatro, director, dramaturgo e historiador de nuestras artes escénicas nos ofrece El arte del Hombre, un texto que reúne sus reflexiones en diferentes momentos de su vida sobre aspectos fundamentales del arte teatral en general, de la formación del  actor y  del teatro en el campo de la educación.

La extensión de esta columna es insuficiente para comentar siquiera algunos de los temas tratados por Ernesto Ráez con la profundidad y prolijidad tan usuales en el maestro. De modo que sería irreverente y aventurado siquiera reseñar cualquiera de estos ítems. Preferible, en todo caso, comentar que la presentación de tan valioso texto trascendió el marco de un acto académico para convertirse, por obra del propio autor, en una reunión cálida y festiva, donde predominó el regocijo por la aparición de tan valioso aporte editorial y el recuerdo de una serie de personas  con las que Ráez, en diferentes etapas de su vida,  ha compartido ideas y vivencias que hoy forman parte del contenido de este libro.

Fue un acto de generosidad, gratitud y reconocimiento por parte del maestro hacia quienes han sido parte de estas vivencias, pero también la manifestación de una concepción del mundo en la que todo acto humano, por muy individual que sea, lleva consigo las huellas de su interacción con el colectivo, con los otros. De allí que al expresar “ustedes son parte de este libro” al auditorio en general (al que asistieron sus estudiantes, exalumnos, colegas, familiares y amigos) Ráez no usaba una frase hecha o una especie de cumplido, sino una convicción plena.

Entusiasta y feliz, Ernesto Ráez iba reconociendo rostros y recordando momentos de su vida directamente relacionados con el pensamiento que nutre las  páginas de este libro, y cómo no contagiarse de ese sentimiento y emoción cuando uno ha tenido la fortuna de ser parte de esos momentos. Aunque suene poco elegante expresarse en primera persona, no puedo evitar referirme a algunas lecturas e ideas que él me compartía hace ya más de 30 años, cuando esbozaba su concepto del comportamiento humano como signo fundamental del teatro, o a sus ideas sobre el teatro infantil, luego de participar en una función, como parte del elenco del grupo de teatro para niños que él dirigía.

Las anécdotas personales, entonces, han adquirido la dimensión de saber en un hombre que piensa y reflexiona cada experiencia de su vida, que nunca ha dejado de asimilar y producir conocimiento. Acaba el maestro de cumplir 81 años y sin embargo está siempre atento a analizar e interpretar los acontecimientos más actuales en nuestro país y el mundo, en los diferentes aspectos de la vida humana. Porque si el teatro es el arte del Hombre, hay que estar atento a cada cambio de la humanidad.

Por consiguiente, un libro escrito por un artista y pensador del perfil de Ernesto Ráez merece mucha atención de nuestra parte. Más aún cuando en este texto se ha logrado acumular una diversidad de experiencias y estudios sobre el arte teatral que el autor ha ido procesando a lo largo de los años. El libro se caracteriza por brindar una visión global, totalizante (arte del Hombre, ni más ni menos), por lo tanto, cubre diferentes facetas del arte teatral sobre las que quizá tenemos una visión fragmentada o superficial y que este texto nos permitirá conocer gracias a la profundidad de pensamiento y experiencia del maestro.

Un esfuerzo destacable por parte del autor y también por el cuidado de edición del libro radica en haber articulado textos que han surgido en diferentes momentos de la vida del autor y tratando temas posiblemente disímiles; se ha logrado darle unicidad al texto, organicidad, de modo que parece como un gran corpus que condensa diferentes etapas del pensamiento del maestro.

No hay duda que es el libro más importante escrito por Ernesto Ráez a la actualidad. Quienes conocen su pensamiento y ya han leído diversos trabajos del autor, percibirán que este es un texto fundamental porque en él Ráez ha decantado sus ideas respecto del teatro como arte en sí mismo y como parte de la formación integral en la educación de niños y jóvenes.

Es meritorio, por eso, el esfuerzo editorial de la Ensad en proporcionar, tanto a la comunidad teatral como educativa del país, un libro que centra la discusión sobre una diversidad de temas que muchas veces son tratados de manera dispersa o sin la rigurosidad del caso. Y algo también muy importante es que se accede a un texto que tiene como su mayor sustento el rigor académico y la profundidad de análisis surgidos de una amplia experiencia en el arte, en la educación y en la vida académica, como la que ostenta el autor.

El Arte del Hombre se distribuye y comercializa en la sede central de la Ensad, Parque de la Exposición.

Fotografía Original: Prin Rodríguez.

Autor: Santiago Soberón

"Máscaras"

Notas sobre el teatro peruano en general, temas teóricos, aspectos de política cultural que atañen al teatro, remembranzas sobre personajes y entidades del teatro que son importantes.